miércoles, 10 de mayo de 2017

Tarde de Viernes Santo (y IV)

Trataremos, en esta entrada, de dar una explicación de la situación en que se encuentran las figuras de la hornacina, al "viajero extraviado" en sus imaginativas explicaciones.

No fueron granizos cósmicos, ni pico de ave prehistórica, ... quienes produjeron ese desgaste en las figuras.

Durante décadas, lo que podríamos llamar "verdugos inocentes" lapidaron las figuras en sus duelos infantiles. La apuesta la ganaba quien colgaba más piedras en la ranura abierta entre las figuras y la pared. Tantos fueron los apostantes y tantas las piedras que erraron la diana, que poco a poco las figuras fueron perdiendo sus perfiles. 

Esperamos que San Bartolomé nos haya perdonado.

La fotografía es de 1.992. Ya se había realizado una buena limpieza, pero aún quedaban  piedras en la zona de la derecha donde la cavidad es más estrecha.

Esperamos amigo Santiago, haber resuelto tus dudas y te agradecemos tu imaginativa prosa, relatando lo que viste la tarde de Viernes Santo, en nuestro querido Fuentemolinos.

Quienes frecuentáis el blog, recordaréis que Santiago Izquierdo, es el impulsor de la recuperación del Miserere en Sotillo de la Ribera,  primero con una conferencia y posteriormente con la edición de un libro, que mereció el Premio Renacimiento 2016.
En la última revista Biblioteca, Biblioteca 31, que edita el Ayuntamiento de Aranda de Duero, que recoge un estudio de las órdenes mendicantes en la Ribera del Duero, con el título "Paz y bien", es el autor de todas las ilustraciones, cubierta, portada, portadillas ...


Recientemente ha publicado un libro de poemas:
"DIAS DE AZUL Y DE LLUVIA"

Gracias Santiago, por hacernos partícipes de tu vena artística, llena de imaginación y sentimiento.


Noticias relacionadas: