sábado, 20 de agosto de 2016

Pequeño incendio



Como si de un ritual del anuncio de fiestas se tratara, el fuego ha vuelto a ser protagonista en vísperas de San Bartolomé.
Es tradición, en vísperas de San Juan,  que en muchos pueblos de España y en algunos países europeos, se celebra el solsticio de verano, el día 21 de junio, con hogueras, para "dar más fuerza al sol", ya que a partir de esta fecha, los días se van haciendo más cortos. Y así sucedió en el primer incendio de este 2016, que ocurrió el día 22 junio, justo después del solsticio de verano y antes de San Juan.
También ahora, en vísperas de San Bartolomé, el día 17,otro incendio, en este caso de pequeñas dimensiones, alertó a todos los fuentemolinenses, que con gran sentido de colaboración acudieron raudos y en masa para sofocar este incendio, producto al parecer, de juegos infantiles. Como podéis apreciar por las imágenes, el fuego quemó una parte del barranco donde está situado el transformador.