domingo, 17 de julio de 2016

Conejos

Este mamífero logomorfo (Oryctolagus cuniculus), es cada vez más abundante en nuestros campos. En esta ocasión nos llama la atención, la cercanía de madrigueras a las casas. En las eras, junto al cementerio, numerosas madrigueras surtidas de varias lechigadas de conejos de distintas edades, corretean o sestean al sol junto a las bocas. Su presencia es evidente y las consecuencias de su abundancia también lo son, en el girasol contiguo, convertido poco a poco en barbecho.